TECLAZOS/ CABEZA DE VACA, UN GOBERNADOR QUE SE PREOCUPA POR SU ESTADO

Por Guadalupe E. González

COMO UNA MUESTRA más de su interés por servir a los tamaulipecos y estar al tanto de cualquier contingencia climática, como el registro de las inundaciones suscitadas en el sur del estado, el Gobernador FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, ha mantenido el oportuno auxilio a las familias afectadas y atendiendo también sus más elementales necesidades, cuya cuestión confirma una vez más, “el sano y sincero deseo del mandatario estatal por atender y servir a la gente afectada” en los casos, como al que hoy aquí, hacemos referencia.

LO ANTERIOR, confirma que, García Cabeza de Vaca, “es un Gobernador que se preocupa por las familias de su estado”, porque el mandatario tamaulipeco, personalmente ha venido supervisando las áreas afectadas por las inundaciones en los municipios del sur de Tamaulipas, visitando principalmente Altamira, donde el ejecutivo estatal, junto a la alcaldesa de aquel lugar, proyectan soluciones inmediatas a los problemas que las familias enfrentan por el registro de los torrenciales aguaceros y los desbordes de lagunas.

PARA ELLO, EL Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca y Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca, Presidenta del DIF Tamaulipas, han venido haciendo llegar víveres a las familias damnificadas, incluso manteniendo activos los albergues que fueron incorporados para dar cobijo a quienes resultaron afectadas por la el fenómeno natural, señalándose para ello que, “esta clase de acciones son la muestra tangible del gran sentido humano del señor gobernador Francisco García y de su esposa Mariana.

POR SU PARTE, el personal de la Secretaria de Bienestar Social y del DIF-Tamaulipas, emprendieron la elaboración de un censo, con el firme propósito de conocer las principelas necesidades de las familias afectadas por las inundaciones en Altamira, con la finalidad de que se les hagan llegar los apoyos necesarios.

EL GOBERNADOR al entrevistarse con las víctimas del desastre natural, escuchó sus demandas, exponiéndole la gente los severos daños provocados a las viviendas por las inundaciones, expresándoles el mandatario estatal que, “a todos se les habrá de atender como bien lo merecen”, reiterándoles que no están solos y que su gobierno estará muy al pendiente de la solución de sus problemas.

POR OTRA PARTE el Gobernador Cabeza de Vaca dijo también que, “el problema de las inundaciones, es la consecuencia de la falta de planeación y la autorización para edificar colonias y asentamientos, en lugares que dijo son propensos a esta clase de fenómenos”, por cuyo detalle en el futuro este renglón, tendrá primero que estudiarse muy a fondo para que no se construyan viviendas en sectores inundables.

Y POR ESTA causa el Ejecutivo Estatal subrayó que, “la autorización de construcciones en zonas del sistema lagunario” fue una decisión errónea, porque hoy aquí en Altamira, se confirma este perjuicio, por la presencia de los desastres naturales, cuestión por la que, las autoridades municipales, no deberán autorizar mas esta clase de programas de vivienda, para que no se sigan presentando problemas de esta naturaleza.

AQUÍ LO que vale y cuenta es la voluntad y el buen deseo del Gobernador Cabeza de Vaca por servir a las familias, pero servirles y atenderlas en serio, porque él personalmente, repito, ha recorrido las áreas inundadas, para darse cuenta en qué  condiciones estas las viviendas de las familias afectadas, aludiendo el jefe del Ejecutivo tamaulipeco que, “ya se vienen generando, las conclusiones del problema suscitado”, para dar las soluciones adecuadas, reconociendo Cabeza de Vaca que, “la Administración Municipal, no ha permitido la edificación de nuevos fraccionamientos”.

ALUDIENDO finalmente el gobernador tamaulipeco que, aquellos empresarios que deseen construir nuevas colonias o fraccionamientos, “deberán cumplir con las respectivas especificaciones”, para que en el futuro, no se sigan  presentando esta clase de problemas que agobian y agravian a las familias como hoy muchas de estas aquí en Altamira, Tamaulipas, “sufren los embates de los fenómenos meteorológicos”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

lupeernesto@yahoo.com.mx

Notas Relacionadas

Deja tu comentario