Tiempos de Guerra/ ¿La lista negra, es real?

Por: Chano Rangel

Cuando se trata de investigar los recursos de una vida fastuosa, solo es cuestión de mirar a la dama, como decía el guion de “Good Fellas” o sus lujos y empresas, sobre todo cuando están suelen registrarse en el momento de poder. La justicia en Tamaulipas a emprendido acciones, que pensamos jamás serían vistas.

La detención de Tomás Yarrington y la más reciente de Eugenio Hernández Flores, hace ver que la justicia empezó de atrás, para adelante, es decir de último que aun no prescribía, hasta llegar a Geño, pero eso no lo es todo, aun falta, los tamaulipecos, aseguran que Yarrington y Hernandez, son cosa de niños en comparación con Egidio Torre. El último priista en palacio.

EL gabinete de Egidio, vive en Nuevo León, eligieron la vida regia, para disfrutar su fortuna, otros más en el Valle de Texas, donde frecuentan campos de Golf, y sus negocios van desde transporte de carga, hasta el restaurantero. Su vida es desahogada y tranquila caminando por la Plaza Mall; como si el mundo girara a su alrededor.

Desde Brownsville hasta McAllen, se cuentan las historias de prosperidad de tamaulipecos, muchos han optado por el bajo perfil, al final su fortuna da para eso y más. ¿Pero será posible que la espada de Damocles los alcance?

Para muchos Eugenio era intocable, como también lo era Tomás durante más de una década; muchos lacayos decían a Mi Geño de oro, nadie lo toca, y muchos decían Yarrington es el jefe, es intocable. Esas ya son historia, ahora esos mismos personeros están con maletas en mano, los que aún quedan, los demás ya viven en otro lugar del Valle de Texas.

Pero tan simple y sencillo, el fraccionamiento se puede llamar residencial, magnolias, misiones o cualquier nombre que quiera usted ponerle, si ahí llega construye o compra una casa un funcionario con un sueldo de 80 mil pesos mensuales, y la propiedad supera los 3 millones. Entonces eso quiere decir que el funcionario invirtió 4 años de su sueldo integro en ahorrar para comprarse una propiedad como esa, eso sin descontar gastos de manutención, de comida, combustible, colegios, luz, agua y demás servicios, y como esto es prácticamente imposible, entonces ahí tiene el fiscal anticorrupción, una buena entrada.

La detención de Eugenio marca un antes y un después de la detenciones en Tamaulipas, pocos recuerdan la detención del hoy subsecretario de gobierno Pedro Silva, que fue más por venganza de Manuel Cavazos, que por algún otro delito. Y la de Pedro Hernández Carrizales, en el sexenio de Tomás Yarrington, y Mario Ruiz Pachuca, en el sexenio del tristemente celebre Egidio Torre.

Pero de esos nombres al de Eugenio hay varios escalones de diferencia, esto trastoco el poderío victorense, que ahora en vez de preocuparse por 2018, alista maletas y ve los periódicos, para saber si aparece en la lista negra o no. Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

La gallera está ardiendo, las navajas están en los espolones (aunque algunos quieren ponerse navajas y no tienen espolones) pero la fiebre llamada 2018, esta haciendo estragos. Mucho antes de lo previsto.

Ya por ejemplo en Matamoros, se disputan la candidatura a la diputación federal, Juan Carlos Córdova, Mónica González y el ex líder del PRI Víctor García Fuentes. De los cuales el que más experiencia tiene es el ultimo en mención.

Parece indicar otro ejemplo claro, que los priista de Reynosa, ya se pusieron de acuerdo, la llegada de Gustavo Rico, a la dirigencia del partido en la industriosa ciudad, a dado al dedillo para llegar a un acuerdo unánime y que el candidato a la alcaldía sea Neto Robinson.

Quien hasta el momento es el que aglutina y cuenta con el apoyo de los distintos grupos políticos de la ciudad.

chanorangel@live.com.mx

Notas Relacionadas

Deja tu comentario