Tiempos de Guerra/ ¡Las cosas lo cambiaron!

Por: Chano Rangel

Mucho se ha dicho y se a especulado, que la 4T, vino para darle un giro a la política mexicana, dejando claro que, el cambio era inevitable, las cosas del pasado tendrían que cambiar, para que el país, estuviera mejor.

Mire a un año prácticamente de llegar constitucionalmente al poder, las cosas, si han cambiado, pero para atrás; la reversa y empoderamiento del partido en el gobierno, a basado su crecimiento en el desmantelamiento de la instituciones de contrapeso, como el IFAI, CRE, CNDH, entre otras más, que ahora cuenta en su riendas, con personas afines al régimen, hasta ahí, todo pareciera caminar de acuerdo con el presidente López Obrador.

Como si la tienda no estuviera ardiendo, el presidente a tratado ya en 2 ocasiones, de manera poco eficaz, pasar por el congreso leyes, que atentan contra los derechos ciudadanos, como la extinción de dominio a particulares, solo por ser sospechosos de algún delito, y lo más agravante del caso, es que seria la UIF (unidad de inteligencia financiera de la SCHP) la que actuaria como juez y parte, sin tener que solicitar ante jueces su cometidos, todo en franca violación al ámbito constitucional.

Pero mire tanto hablar de la mafia del poder, de los conservadores y del neoliberalismo, que estábamos a punto de creerle al santo, pero no, el tiempo y los movimientos políticos en América Latina, dejan claro, quienes pretenden por la fuerza o por ideas, perpetuarse en el poder, hasta que el mismo pueblo, los echa a la calle; como en Bolivia y Brasil, con Evo Morales y Dilma Rouset, que terminaron uniendo al pueblo en su contra.

Para los chairos y paleros, hay les van los datos, del programa de infraestructura, donde en PEMEX, el 90% de los recursos serán inversión privada, si leyó usted bien privada, y esa inversión no puede venir de otros, más que de los conservadores y señoringos, como les dice el presidente a los empresarios, a los que un día acusa de neoliberales y les echa la culpa de todo lo malo, pues bien; esos mismos son los que tendrán en sus manos, la inversión y el pastel grande de PEMEX, se doblo el presidente.

En el ámbito carretero, también será más del 92% de inversión privada, es decir, el gobierno de la 4T, tan critico y contrario a los contratos para concesionar autopistas, aeropuertos y puertos, están haciendo lo mismo que sus antecesores; las cosas iban a cambiar, pero como hacerlo con puras ocurrencias.

Los empresarios del país, están de plácemes, la primera batalla al populismo a sido ganada, la inversión en lo general anunciada en el proyecto de infraestructura de 2020, pasa en su mayoría por inversión privada, hasta los apoyos sociales, estarán bajo la lupa del empresariado mexicano.

Como dice el proverbio anónimo indio “cuando vayas hablar, procura que tus palabras sean dulces, no vaya a ser que un día, te las tengas que tragar” y parece ser que, en el tema estratégico de inversión, los fifís, neoliberales y conservadores, han puesto su sello, y le dieron al presidente una sopa de su propio chocolate

Claro esta que el presidente llego para cambiar las cosas, pero todo parece indicar que, con el poder y los hierros, las cosas lo cambiaron a el. Dicho de otra manera, hicieron que todo cambiara, para seguir igual.

Al tiempo.

De aquello y lo demás…

Mire poca veces, dedico una espacio a una persona amiga o para hacer alusiones, pero en esta ocasión, no son políticas, si no culturales, ahí donde este país carece de apoyos y seguimiento.

Algunas ciudades, como Reynosa, dedican parte del presupuesto a la educación y cultura, y sus resultados están dando frutos favorables. Pero mire, hace algunos años, aconseje y di algunas palabras de aliento a un joven escritor y excelente fotógrafo, su nombre es Víctor Orduña, matamorense, producto del esfuerzo y trabajo propio y de su familia.

La semana pasada, este joven escritor, gano el “Poetry Slam” concurso para jóvenes escritores tamaulipecos, que organizo el ITCA, con sede en Matamoros; y que tuvo como competidores a 3 participantes de Reynosa.

El buen Shamir, loco, irreverente, soñador, es originario de Matamoros, un excelente fotógrafo también, con quien he tenido el privilegio de disfrutar amenas platicas, hoy es ganador y su talento no deja dudas, que, en Tamaulipas, hay muchos jóvenes como Víctor. 

chanorangel@live.com.mx

Notas Relacionadas

Deja tu comentario