Tiempos de Guerra/ ¿Cómo aniquilas a los de en medio?

Por: Chano Rangel

El dinero mundial está concentrado en los grandes industriales, enormes comerciantes y magnates de la prestación de servicios, que ante una situación de emergencia, crecen más y su poderío se vuelve más fuerte, porque en ese río revuelto, son los únicos con capacidad económica para aprovechar las oportunidades de negocio que la desgracia o las guerras dejan a su paso.

Esos poderosos, son los mismos que se hicieron más ricos con la gran depresión en 1929 en Estados Unidos, los mismos que guardaron su dinero en la Alemania Nazi de Hitler y una vez que la Segunda Guerra Mundial termino sacaron su dinero de los escombros y construyeron las grandes armadoras de autos y modificaron el lujo real de los automóviles.

Esos son los mismos que patrocinaron revoluciones, que en México, se exiliaron en Estados Unidos o jugaron con el régimen porfirista, los mismos que cambiaron todo para seguir iguales, con la Cuarta Transformación, porque sin el apoyo de esas oligarquías, López Obrador, jamás hubiera llegado a habitar Palacio Nacional.

Pero en este sentido, quedan debajo de esa barbarie económica, de esa revolución quedan los revolucionados, a los que de una manera u otro se quedaron y tuvieron la oportunidad de sobrevivir aun maltrecho y justo ahorro. A eso que en todo el mundo compran y mueven la economía, porque es precisamente esa franja poblacional la construye las naciones. Se les llama de muchas formas, población emergente, clase media o población económicamente activa.

En México el INEGI, elaboro un catálogo de acuerdo a sus ingresos, aquellos que ganan 3000 a 4 mil pesos mensuales por familia, en el lugar 1, sin ser pobres, a los número 2 los que generan ingresos familiares entre 5 a 8 mil pesos, del 3 son los que ingresan a los hogares 8 a 10 mil mensuales, y así la cuenta aumenta hasta llegar a entre 50 y 60 mil pesos mensuales, un nivel de alta gerencia, que permite a las familias, pagar clínicas privadas, tener autos del año, que sus hijos acudan a colegios privados y que sus hogares estén en fraccionamientos y colonias, con casas de plusvalía alta.

Esa clase media, es la que el COVID-19, está aniquilando, es precisamente esa larga franja de flotación, la que está a la deriva, los ricos, ricos, pero ricos, ya consiguieron apalancamiento con el BID, y unidos gestionaran créditos con este Banco Mundial, para enfrentar la crisis pandémica, los corredores de bolsa, ricos un día y pobres al siguiente, tienen en sus chisteras, que el río revuelto, dejara muy buena pesca. A los pobres el presidente López Obrador, les manda lana, los ninis, siguen cobrando sus apoyos, esos no se preocupan por levantarse temprano, pero los ejecutivos de cuenta, de un banco, el ingeniero de maquiladora, el empleado de alguna aerolínea, el gerente de un comercio, que circulan en el índice de clase media, ni hay nadie quien lo salve de sus crisis.

Por una parte la clase media no califica para ser apoyados por el gobierno dentro de su esquema social, porque sus ingresos son mayores a los pobres, eso dicen los del gobierno, pero tampoco pueden acceder a grandes créditos como los empresarios y magnates de la industria, porque su ingreso tampoco alcanza, entonces se convierten en rehenes de los bancos en pequeños créditos con altos intereses, y muchos de ellos, pierden sus pertenencias y al final terminan comprando su misma casa a un costo mas elevado.

La clase media mexicana, está en riesgo, como en todas las épocas, son los más afectados con las desgracias, son en pocas la palabras los que mueven la economía mundial, pero nadie los apoya, nadie les garantiza, ni asegura su capital, sus ahorros y su bienestar, y con las palabras de sálvese quien pueda, y como puedan, del presidente de México, es precisamente la clase media, la que sufrirá las mayores pérdidas económicas y sociales.            

Al tiempo.

De Aquello y lo demás.

En su entrega por evitar el máximo de contagios en la ciudad, la doctora Maki Ortiz, no baja la guardia y convoca a los reynosenses a no relajarse y seguir con la sana distancia, el distanciamiento es la mejor vacuna contra la propagación del virus covid-19.

Los apoyos no han dejado de fluir, la campaña permanente de prevención, no ha bajado su intensidad, y comunicación para tomar medidas, ha sido la constante en el ayuntamiento de Reynosa.

La alcaldesa a través de sus redes sociales y medios convencionales, ha hecho el llamado a todas las familias para seguir en casa, a hacer el esfuerzo y mantener la sana distancia, a continuar con las medidas higiénicas de prevención, y no hacer actos de convivencia masiva dentro de sus hogares.

Está por concluir la primavera, y entrar la etapa más calurosa del año, el verano, y se prevé, que sea en esa estación donde el pico de la pandemia, empiece a darnos un respiro y salir a nuestra vida normal, por eso la autoridad, que en Reynosa encabeza la doctora Maki Ortiz, ha exhortado a todas las familias a seguir en casa.  

chanorangel@live.com.mx

Notas Relacionadas

Deja tu comentario